La Escuela de Restauración Ecológica (ERE), es un grupo de investigación interdisciplinario, conformado por estudiantes de pregrado, maestría y doctorado, profesionales y profesores, que busca el fortalecimiento teórico y práctico en el campo de la ecología de la restauración y la restauración ecológica, mediante la generación de espacios para el aprendizaje, reflexión, discusión y puesta en práctica de estas disciplinas. La ERE busca plantear y utilizar estrategias y técnicas que posibiliten el restablecimiento de las áreas afectadas por causa de los diferentes disturbios tanto antrópicos como naturales. 

 

 

FRANCISCO A. COMÍN INVITADO ESPECIAL A LOS 15 AÑOS DE LA ERE

Profesor investigador del Instituto Pirenaico de Ecología-CSIC. Zaragoza-Jaca. España. En el año 2017 recibe el premio John Rieger que otorga cada dos años la Society for Ecological Restoration (SER), “por haber realizado investigaciones innovadoras para la restauración de humedales, ríos y cuencas hidrográficas”.

El profesor Comín ha trabajo proyectos en diferentes países como España, México, Italia, Dinamarca, Francia, Perú, Brasil y Colombia.

Hasta la fecha ha dirigido 25 tesis de doctorado y varios proyectos de investigación en España y otros países. Ha organizado congresos mundiales de restauración ecológica como el de Zaragosa, España en el 2005 y el de Mérida, México en el 2011. Además, promovío la formación de a Sociedad Iberoamericana y del Caribe para la Restauración Ecológica-SIACRE.

Sus trabajos se destacan por “la integración de la restauración de ecosistemas en el desarrollo socio-ecológico de la población humana de la población humana en el territorio” (Sobrino-Oter y González-Sampériz 2017).

Fuente 

Sobrino-Oter, J y González-Sampériz, P. 2017. El investigador Francisco A. Comín, premio John Rieger. https://ipecsic.wordpress.com/2017/05/25/el-investigador-francisco-a-comin-premio-john-rieger/#more-2423.

 

Charla: La Restauración Ecológica o de ecosistemas: una encrucijada vital

Resumen:

La restauración ecológica se encuentra después de 25 años de desarrollo en una encrucijada sobre las tendencias posibles a seguir. Por una parte se observan progresos importantes en aspectos científicos de gran detalle como la selección y propagación de especies para su utilización en la restauración de ecosistemas degradados o en el papel de la restauración, por ejemplo de humedales, para mitigar emisiones de carbono. Se está resaltando también el valor económico de los ecosistemas restaurados. Pero no se consiguen grandes avances a escala global en la restauración, mientras la degradación de ecosistemas avanza y parece ser más rápida que la restauración. Como alternativa a la ya clásica restauración tomando como modelo un sistema de referencia, la restauración por objetivos, o por la evaluación de servicios ambientales, es una buena alternativa. Varios ejemplos ilustrarán estás ideas que plantean una encrucijada vital para los habitantes y grupos de interés de cualquier territorio. 

 

 

 

 

 

 
Links relacionados